Si no puedes dormir en las noches o te despiertas en plena madrugada, acompáñame a encontrarle el sentido a esto…si es que lo tiene.

No estoy pudiendo dormir de noche…

Relato de una noche de desvelo.

El silencio de la noche aparece como un silencio universal, me siento como en el espacio, en contacto con esa oscuridad llena de luces lejanas que hace transcurrir el tiempo en cámara lenta y el silencio lo invade todo.

Llevo muchas noches, ya hace varios meses despertándome en la madrugada, a veces, como hoy, casi no logro dormir, pero he encontrado ir disfrutando de estos momentos.

Leo, leo mucho, mi ebook que se ilumina levemente es el compañero ideal para cuando estoy despierto pero todavía en la cama y no quiero encender la luz de la portátil.

Ahora me encuentro escribiendo y la casa esta a oscuras, solo la luz de mi laptop y el aroma a café que hay la taza que puse a mi derecha al lado del mouse.

Y disfruto mucho de este momento, es un encuentro raro y mágico con migo mismo, con mis silencios, con mis desvelo y cuando la mente comienza su incesante rodaje es cuando me entrego a la lectura o a la escritura.

Y poco a poco voy aprendiendo a moverme en este mar desconocido que resultan ser las madrugadas.

Me gusta su silencio, su oscuridad, el sonido apagado de las pisadas de mis gatos por la casa, ellos también parece que disfrutan de la noche.

Pero no siempre fue así, me ha costado mucho adaptarme a dormir poco y a despertarme en medio de la noche y luego que pasa una hora, y la segunda y la tercera, darme cuenta que ya es muy difícil que me vuelva a dormir.

A veces espero entretenido la llegada del alba, del amanecer, y me digo que cuando la luz entre en el cuarto, me voy a levantar y a ponerme a escribir.

Es un mundo nuevo para mí, pero cada vez siento que lo disfruto un poco más cada vez.

El silencio y la oscuridad que mucha veces le escapaba ahora parecen ser mis aliados para estar en paz o alegre de estar con vitalidad a estas horas poco convencionales para estar despierto.

Lo curioso es que luego, en el correr del día, me siento bien, como si hubiese dormido toda la noche, mis energías no decaen, sino que se mantienen intactas como si hubiese tenido un buen descanso.

Es lindo y raro a la vez, hablo mucho conmigo mismo, me pregunto cosas, a veces luego las escribo.

Trato de estar en silencio, de no hacer ruido para no despertar a nadie, sobre todo a mis dos perros pequeños (pequeños en tamaño) que cuando salgo para el comedor me siguen y hacen ruido con sus garras cuando caminan sobre el piso.

Pero estoy contento de estar despierto, me siento vivo, siento el misterio de la noche, me gusta, me hace sentir bien.

Todo este relato que me ha gustado compartírtelo, es porque se que posiblemente tú también te desveles cada tanto, te despiertes y no sepas que hacer.

Lo primero que queremos es volver a dormir, y es lógico, yo también lo hago, pero cuando me doy cuenta que el sueño ha desaparecido casi por completo me entrego a la noche.

Me entrego a lo que parece ser el contacto con mi alma, con mi esencia, supongo que por algo pasará esto, no lo sé, pero de último ya no importa porque lo estoy saboreando.

Luego el día se me hace largo y disfrutable, siento que gané horas, que gané vida y supongo que eso es lo más importante, sentirse vivo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

3 comentarios en “Si no puedes dormir en las noches o te despiertas en plena madrugada, acompáñame a encontrarle el sentido a esto…si es que lo tiene.”

  1. Una hermosa invitación a disfrutar del silencio y de las posibilidades de la madrugada. Gracias!! muy bueno!!

  2. Gracias Adriana por compartirme tu sentir, por tus palabras siento que estas conectando mucho más con tu esencia, y aunque siempre va a ver lugar para el misterio, es muy lindo vivirlo y buscarlo noche a noche, no dejes de hacerlo, porque un día vas a agarrar a tu ego cansado y encontrarás una conexión única, aunque creo que ya lo estás logrando, por que cuando le sacas expectativas, vives cada experiencia al máximo sin importar el resultado en sí mismo. Un abrazo.

  3. Que lindo Julio todo lo que escribistes!!
    En mi experiencia personal te cuento que mis noches me llenan de intriga, por el saber más, de quién soy, de dónde realmente vengo, de quienes nos observan…..
    Entonces me acuesto mirando al cielo desde mi ventana, las copas de los árboles, silencio, la oscuridad de la noche a veces, se empaña con el brillo de las estrellas que puedo observar y ahí empiezo a dormitar siempre queriendo ver algo más…
    Se me van cerrando los ojos y lucho con eso, porque no quiero dejar de mirar, dejar de esperar que llegue alguien y me diga acá estamos somos nosotros, yo sé que están ahí y últimamente me ha llegado una terrible ansiedad por conocerlos.
    Sé, que de algunos de ellos soy coterránea.
    Pero también sé, que no me lo van a decir, que sólo yo interiorizando en mi lo voy a saber.
    Vivo en alegría y felicidad, tratando de ser amor para todos, no siempre lo logro….
    Todavía tengo mis grandes disputas con mi ego, pero ya lo venceré.
    Es hermosísimo sentirse así, con esa paz esa calma, es porque estamos despertando en conciencia.
    Gracias, gracias, gracias

Deja un comentario

Suscríbete al Blog

Completa el formulario para recibir los últimos artículos y novedades que vaya publicando cada semana.